miércoles, octubre 31, 2007

Lo que odio del Jalogüin (así, con “J” y con diéresis)



* Post dedicado a todo ese exorbitante número de gente que no celebra ni la canción criolla ni esa fiesta gringa.

Nunca me ha agradado esta fecha porque para mi sólo significa mucho ruido y poco sentido. Comprendo que la gente celebre por darse un momento de diversión y ese tipo de cosas, bien por ellos, que salgan y se diviertan. Yo soy el aguafiestas siempre.

Que tomen sus máscaras de muertos y salgan disque a acompañar a sus hermanitos a pedir caramelos, que pongan ese disco súper repetido ya de Triller de Michael Jackson y lo repitan una y otra y otra vez hasta el hastío, que cuenten historias de terror que suenen a chiste barato, que bailen y tomen hasta acordarse de que existe el día de la canción criolla en la madrugada.

Sí, bien por ellos. No soy ningún cucufato, claro. Es decir no es el asunto tanto de que esto no sea más que una oda a toda alusión al demonio (como que el asunto va por allí, y por lo tanto carece de sentido para mi), claro, entiendo que la gente celebra por celebrar, que la mayoría no entiende y por último no le importa la razón; es la cultura borreguista que se aprovecha de cualquier pretexto para distraerse. Sí, bien por ellos.

Que compren toda la recatafila de cuentos comerciales sobre que es una fiesta para compartir caramelos (?), que suene cool para los seudo-darks por ser un día de oscuridad (?), que vayan y se coman las ofertas por el día de las brujas, que adornen sus negocios con murciélagos y calabazas sonriendo malévolamente.

También bien por los que celebran el día de la canción criolla, que se aúnan y vociferen los sentimientos más chauvinistas que tengan, y todo el largo etc que pueda derivarse de un cajón y una guitarra peruana. Si bueno, bien por ellos.

Prefiero quedarme en casa si puedo, haciéndome el que no estoy para descubrir pintado al día siguiente “tacaño” con tiza en la pared de mi casa por no dar dulces, y así evitar toda esa mancha de gente, congestionando las calles con sus competencias de fiestas o celebraciones híbridas, tíldenme de lo que quieran por quedarme a escuchar cualquier album de los Radiohead o de los Beatles, tíldenme de aguafiestas, de poco patriota, de aburrido, no importa.

1 comentario:

Raulín Raulón... dijo...

Yo vivo en un depa y la última vez que intentaron pintar algo así como "MAL VECINO... cabro", hice gala de exhibicionismo... de todos modos, la casa se defiende con todo...


Sólo necesito descansar...